Inicio | Acerca de la OEI | Cooperación | Formación | Publicaciones | Contactar
Objetivos estratégicos
Desarrollos institucionales

Noticias Educación, Ciencia y Cultura

Objetivos Estratégicos y Programas

2. Promover políticas educativas que incrementen las oportunidades de educación para todos y mejoren la equidad educativa.

Si la pobreza afecta de manera grave al conjunto de la población de Iberoamérica, parece cebarse especialmente con la infancia, puesto que más de la mitad de los niños y niñas de la región sufren sus efectos. Según datos de CEPAL, el porcentaje de niños de 0 a 12 años en situación de pobreza es del 59% (51% en las ciudades y 80% en el campo). La pobreza infantil está a menudo asociada con una exclusión en el acceso a los servicios y a las oportunidades que les corresponden, lo que contribuye a perpetuar su transmisión intergeneracional. La situación se agudiza especialmente en las áreas rurales donde se muestra como un factor que tiende a su reproducción y que impulsa la emigración a las zonas urbanas y a otros países, generando, con ello, nuevos problemas de integración.

La población analfabeta y los jóvenes con bajos niveles de escolarización constituyen el crudo testimonio de la deuda que tiene la sociedad con una importante parte de la población. Ellos son los desfavorecidos históricos de los sistemas escolares, porque ellos estaban en edad escolar cuando la escolarización primaria tendía a la universalidad, pero el sistema no logró asegurarles la inclusión educativa y los estudios elementales. La cifra de analfabetos se sitúa en torno a los 34 millones de personas, casi el 10% de la población, mientras que el 40% de las personas jóvenes y adultas (cerca de 110 millones de personas), no han terminado sus estudios de educación primaria.

Las familias con muy bajos ingresos y con reducidos recursos personales tienen serias dificultades para promover el compromiso de sus hijos con los objetivos escolares e incluso para garantizar su asistencia a la escuela. Y muchas familias en los países latinoamericanos se encuentran en esta situación. Las familias se ven abocadas a que sus hijos trabajen o a que cuiden de los hermanos pequeños en vez de asistir a la escuela. Para estos alumnos, de poco sirve la ampliación de la educación obligatoria. Posiblemente, la conciencia colectiva de la radical importancia de la familia en la educación conduzca a que este tema forme parte inexcusable de las futuras reformas de los sistemas educativos.

El apoyo a las familias debe ir acompañado de una atención especial a la educación de los niños desde sus primeros años de vida, ya que es en estos años en los que se establecen las bases madurativas, de salud y neurológicas, los esquemas básicos de conocimiento, la provisión de estímulos y de información enriquecedora sobre todo a través del lenguaje, del desarrollo de la socialización, de las rutinas de la vida diaria y, finalmente, de la participación del niño en los procesos de aprendizaje en entornos escolares. Por todas estas razones, la OEI considera que su colaboración con los ministerios correspondientes para la educación de todos los niños desde las edades tempranas es la mejor estrategia para combatir la inequidad educativa desde sus raíces.

Por otro lado, es necesario señalar la importancia estratégica de la educación técnico profesional para abrir vías de inserción laboral a los jóvenes y para favorecer el desarrollo económico de los países. La oferta de un sistema integrado de formación técnico-profesional en el que participen las autoridades educativas y laborales, así como la colaboración de los sectores sociales y empresariales en el diseño de los perfiles profesionales y en las prácticas de los alumnos en las empresas es una garantía para que dicha formación responda a las demandas productivas y sea al mismo tiempo una opción atractiva para los jóvenes.

Finalmente, es preciso reconocer que existen colectivos de alumnos especialmente vulnerables: aquellos que forman parte de las minorías étnicas de un país, los que se escolarizan fuera de sus países de origen por haber tenido que emigrar sus familias, los que se encuentran en condiciones sociales desfavorables, o los alumnos que presentan necesidades educativas especiales tienen mayor riesgo de ser excluidos del sistema educativo común. En consecuencia, un sistema educativo sensible a la equidad debe comprometerse en el desarrollo de políticas de inclusión educativa que transformen las condiciones de la enseñanza y garanticen una educación de calidad para todos los alumnos.

Por estas razones, la OEI considera que debe colaborar con los países especialmente en el fortalecimiento de sus políticas de atención a la infancia, de alfabetización y educación básica de las personas adultas, de formación técnico-profesional, de inclusión educativa y de preocupación por las familias inmigrantes, con el fin de asegurar una mayor equidad en los sistemas educativos.

Programas

2.1. Apoyo a la educación infantil, defensa de los derechos de la infancia y participación de las familias en la acción educadora

Metas

Lograr que los países iberoamericanos desarrollen una oferta suficiente de atención integral de niños menores de 6 anos.

Sensibilizar a la sociedad sobre los derechos de la infancia y contribuir a la erradicación del trabajo infantil.

Apoyar el desarrollo de políticas sociales y educativas integrales.

Incrementar el porcentaje de familias que colaboran activamente en la educación de sus hijos a través de la acción de los centros educativos.

Estrategias

Crear dos institutos para el desarrollo e innovación educativa de la OEI, especializados en educación infantil y en los derechos de la infancia, con sedes en Guatemala y Colombia, y alcance en Centroamérica e Iberoamérica respectivamente.

Elaborar modelos variados para la atención educativa de la primera infancia y para el desarrollo de políticas integrales.

Crear un sistema de indicadores sobre la situación de la infancia en los países iberoamericanos.

Desarrollar modelos de participación de las familias en la educación de sus hijos pequeños.

Elaborar materiales que contribuyan a la educación de las familias en el cuidado de sus hijos.

Crear una red de programas de educación infantil para el intercambio de experiencias innovadoras.

2.2. Plan Iberoamericano de Alfabetización y Educación de personas jóvenes y adultos. (Aprobado por la XV Cumbre Iberoamericana de Jefes de Estado y de Gobierno)

Metas

Universalizar, antes de 2015, la alfabetización en la región, y ofrecer a la población joven y adulta la posibilidad de finalizar su educación básica y de continuar con su formación a lo largo de su vida.

Construir en la región un concepto y una visión renovada y ampliada de la alfabetización.

Sensibilizar a los responsables políticos sobre la necesidad de incorporar en los presupuestos nacionales una financiación suficiente para la alfabetización y para la educación básica de jóvenes y adultos, y a los organismos y a las organizaciones de cooperación con el objeto de complementar los presupuestos nacionales cuando la situación del país no permite atender sus necesidades en el periodo establecido.

Articular un plan para la prevención del fracaso y del abandono escolar, a fin de prevenir el analfabetismo.

Estrategias

Crear un instituto para el desarrollo e innovación educativa, especializado en alfabetización y educación a lo largo de la vida, con sede en Paraguay y alcance subregional.

Desarrollar campanas de sensibilización, difusión y promoción del plan y de la educación básica de adultos.

Elaborar un portafolio de experiencias y de metodologías desarrolladas en la región para su divulgación e intercambio.

Construir un sistema regional de indicadores y analizar el impacto de los programas de alfabetización.

Apoyar la elaboración de mapas nacionales de analfabetismo.

Fomentar la creación de redes de intercambio de experiencias y recursos utilizados por los países, así como realizar encuentros internacionales de maestros, expertos y responsables de políticas publicas.

Llevar a cabo, en diferentes países, programas intensivos de alfabetización y educación permanente que puedan tener valor ejemplificador.

Programa 2.3. Desarrollo y modernización de la formación técnico-profesional

Metas

Promover en todos los Estados miembros de la OEI el desarrollo institucional de políticas de reforma y modernización de la formación técnico-profesional.

Definir y proponer modelos de cualificaciones y formación profesional construidos con objetivos comunes a partir de la heterogeneidad de cada país, lo que exige la necesaria cooperación de los subsistemas gestionados por las administraciones educativas y laborales.

Promover el establecimiento de un sistema compartido de reconocimiento, evaluación y acreditación de la competencia de los trabajadores.

Establecer relaciones con CINTERFOR/OIT y el Centro Europeo para el Desarrollo de la Formación Profesional de la Unión Europea (CEDEFOP) para el logro de estos objetivos.

Promover la inserción laboral de las personas con mayores dificultades de integración social, en especial aquellas que hayan participado en programas de alfabetización y educación básica de personas adultas.

Fomentar el desarrollo de las competencias emprendedoras de los alumnos para favorecer su inserción laboral.

Estrategias

Elaborar informes relativos a las cuestiones más relevantes que se han planteado sobre los sistemas de cualificaciones y educación técnico-profesional de los países iberoamericanos.

Realizar un diagnostico a los países que lo soliciten sobre los sistemas nacionales de cualificaciones y educación técnico -profesional.

Diseñar e impartir cursos de formación para los equipos responsables de la implementación de las reformas de la educación técnico profesional.

Desarrollar experiencias de formación ocupacional que favorezcan la integración laboral de las personas con mayor riesgo de exclusión social.

Elaborar materiales e impulsar redes de experiencias para el desarrollo de las competencias emprendedoras de los alumnos.

Programa 2.4. Atención a la diversidad del alumnado, apoyo a las minorías étnicas e integración escolar de los alumnos con necesidades educativas especiales

Metas

Fortalecer las políticas que conduzcan a la inclusión educativa de niños y jóvenes.

Definir las condiciones sociales y pedagógicas que faciliten la integración escolar.

Apoyar la oferta educativa en contextos multiculturales y plurilingüísticos.

Estrategias

Crear un instituto para el desarrollo e innovación educativa especializado en inclusión educativa, con sede en Panamá, para el apoyo de programas integradores en Centroamérica y el Caribe.

Colaborar con los ministerios de Educación para la definición y gestión de políticas de inclusión educativa.

Favorecer el desarrollo de una red de escuelas inclusivas.

Apoyar la convocatoria de un concurso para premiar las buenas prácticas inclusivas en las escuelas.

Organizar un seminario internacional bianual sobre las políticas de inclusión educativa.

Programa 2.5. Asesoramiento y apoyo a los alumnos y a las familias inmigrantes

Metas

Realizar informes sistematizados para conocer y evaluar la situación social y educativa de las familias inmigrantes y de sus hijos.

Asesorar y apoyar a las familias inmigrantes para favorecer su integración social y la escolarización de sus hijos en condiciones de acogida e integración favorables.

Cuidar del mantenimiento de las relaciones entre las familias inmigrantes y los hijos que permanecen en sus países de origen.

Construir un sistema de indicadores para evaluar la atención y gestión de la diversidad que supone la inmigración en el ámbito educativo.

Estrategias

Crear un centro de estudios sobre inmigración, educación y desarrollo, en Madrid.

Crear centros de atención, orientación y capacitación para inmigrantes en España que sirvan para favorecer la inserción social y laboral de las personas con bajos niveles de calificación académica y profesional.

Desarrollar programas de atención educativa y social con los hijos separados de sus familias emigrantes procedentes de los países latinoamericanos.

Identificar y llevar a cabo proyectos de codesarrollo en los que se asocie el uso de las remesas a programas de capacitación, emprendimiento y otras formas de responsabilidad social.

 

Objetivos estratégicos

1. Colaborar en la gobernabilidad de las instituciones públicas, en las reformas educativas de los países y en la mejora de la calidad de la educación.

2. Promover políticas educativas que incrementen las oportunidades de educación para todos y mejoren la equidad educativa.

3. Contribuir al fortalecimiento de una cultura cívica, democrática, igualitaria y solidaria a través de la educación en valores.

4. Promover el desarrollo de las lenguas, de la comunicación y de la lectura.

5. Desarrollar un espacio compartido del conocimiento en el ámbito iberoamericano.

6. Fomentar la relación entre la ciencia, la tecnología y la sociedad.

7. Contribuir a la promoción de la dimensión cultural en las políticas de desarrollo.

Desarrollos institucionales