TALLER: LA INVESTIGACIÓN MONOGRÁFICA Y EL ANÁLISIS DE LECTURAS  

TEMA 5: LA PRODUCCIÓN DE LA CAÑA DE AZÚCAR EN EL VALLE DEL CAUCA

Guía del estudiante

Texto base

El proceso de producción de la industria azucarera está compuesto por dos etapas claramente diferenciadas: la agrícola y la industrial. El producto único de la etapa agrícola es la caña de azúcar, que tiene varias fases desde antes de cultivar la semilla hasta cortar el tallo de la caña dulce.

La etapa industrial, que en un principio estuvo basado en productos como la panela y el pan de azúcar para llegar después a la azúcar sulfitada y por último a la azúcar refinada, tiene también diversas operaciones desde la molienda de la caña hasta la obtención del producto comercial final.

No se puede dejar por fuera de este análisis ese importante producto que aún es elemento de la dieta alimenticia de las familias colombianas por su valor nutricional y que también se elabora con la caña de azúcar como es la panela.

El análisis aquí propuesto para trabajar en grupo, se enmarca en un contexto que considera la importancia relativa que estas industrias juegan hoy en día dentro del sector agropecuario colombiano y en particular en el Valle del Cauca, así como las complejas perspectivas futuras respecto a la comercialización del azúcar.

Hay que tener en cuenta la importancia actual de esta industria en la economía nacional y de las implicaciones de política agropecuaria y de consecuencias económicas y sociales que su desarrollo futuro podría significar.

Temas para investigar

Constitución y funcionamiento de los trapiches en el Valle del Cauca

La producción panelera en la región

El surgimiento de los ingenios Manuelita y del Cauca.

La tecnología utilizada en las actividades de campo

El proceso industrial de la caña de azúcar

Relación entre la industria azucarera y la sociedad del Valle del Cauca: los problemas ambientales, las áreas sembradas en perímetros muy cercanos a las ciudades, los coteros, entre otros.

Metodología

Se trata de que te introduzcas con tus compañeros de grupo en lecturas del tema de trabajo, analicen y realicen investigaciones sobre el mismo, para ampliar tus conocimientos y desarrollar tu perspectiva de análisis.

Puedes encontrar mucha información fiable en las organizaciones no gubernamentales, escuelas y universidades, gobiernos, instituciones locales y empresas que dispongan de una amplia gama de información pública que podría serte de utilidad.

Material impreso: periódicos, libros, revistas y boletines. Si tienes a tu alcance una biblioteca o un centro juvenil (donde deberías tener acceso gratuito a estos recursos), utilízalos.

Sitios Web: Actualmente existen versiones en línea de una gran cantidad de material que anteriormente figuraba impreso, además de una amplia gama de información creada especialmente para la Red.

Actividades

Haz un esquema en el que se sitúen cronológicamente las diferentes fases del desarrollo histórico de la producción de la caña de azúcar

¿Te parece adecuado el uso de la quema de la caña de azúcar en su proceso de cosecha?

Realiza un archivo de noticias aparecidas en prensa, o revistas especializadas sobre la importancia del cultivo de la caña de azúcar en el departamento

Busca un mapa del Valle del Cauca y ubica las extensiones de los cultivos de caña de azúcar. ¿Qué puedes concluir con relación a las comunidades aledañas?

¿Qué problemas crees que tienen las comunidades aledañas a los cultivos de la caña de azúcar?

¿Sabes algo de la producción de etanol y su relación con la caña de azúcar?

Define términos que no conozcas.

Algunos libros recomendados

EDER, P. El Fundador . Cali: Editorial El Carmen, 1958.

MEJIA PRADO, E. Origen del Campesino Vallecaucano. Siglo XVIII . Cali: Universidad del Valle, 1997.

VASQUEZ, E. " Panorama Histórico de la Economía Vallecaucana en el Siglo XX" . En : Alonso Valencia Llano (ed.). Historia del Gran Cauca. Historia Regional del Suroccidente Colombiano . Cali: Universidad del Valle, 1996.


La caña de azúcar en el Valle del Cauca

Lectura de apoyo

 

La caña de azúcar es el cultivo más importante del Valle del Cauca, no sólo por la variedad de subproductos, sino por una racionalidad que va más allá de la utilizada en otros cultivos. En efecto, de la caña se utiliza prácticamente todo -lo que nos recuerda conceptos tan actuales como sostenibilidad, ambientalismo y reciclaje-, pues se corta la caña, se selecciona la semilla, el cogollo se utiliza en la alimentación de animales, el tallo ofrece el jugo, el bagazo se utiliza como combustible y la ceniza como abono.

Los ingenios más grandes de la región han mermado la captación de mano de obra, pues el proceso de tecnificación así lo ha impuesto; han diversificado la producción al hacer un mayor uso del reciclaje del bagazo, y el cultivo de caña sigue absorbiendo tierras y expandiéndose, a pesar de las protestas de algunas comunidades afectadas por la contaminación ambiental ocasionada por el sistema de quema que se utiliza en el beneficio de la gramínea. Con todo, la industria de la caña ya no ocupa los primeros renglones en los balances nacionales y regionales.

(Tomado de: http://www.banrep.gov.co/blaavirtual/credencial/9202.htm)

 

Ciclo de Cultivo Convencional de la Caña de Azúcar
Gráfico de Apoyo

 

Etanol, el nuevo motor

  Lectura de apoyo

 

El etanol se convertirá a partir del año 2005 en un nuevo motor de negocios, que empujará la reactivación económica del Valle del Cauca, el departamento azucarero por excelencia en Colombia. Por eso, aunque faltan trece meses para que los colombianos empiecen a utilizar el alcohol carburante en sus carros, ya está en proceso de montaje cinco destilerías de alta tecnología en las cuales se invierten US 75 millones de dólares, unos $200.000 millones de pesos. Se trata, según el presidente de la Asociación Nacional de Cultivadores de Caña de Colombia, Asocaña, Ricardo Villaveces Pardo, de un aporte importante de la industria azucarera para jalonar la economía regional y de paso contribuir a la descontaminación del medio ambiente.

Las plantas en marcha en la región vallecaucana pertenecen a los ingenios Providencia, Manuelita y Mayagüez, mientras en el departamento del Cauca funcionará la de Incauca. El Ingenio Risaralda aportará otro complejo. La red de destilerías tendrá una producción inicial de un millón de litros diarios de etanol (también llamado alcohol anhidro). Ello no implicará aumentar las 200.000 hectáreas de siembras de caña existentes en el departamento.

La obligación de oxigenar las gasolinas en una mezcla del 10% rige a partir de septiembre de 2005 para las ciudades de Cali, Bogotá, Medellín y Barranquilla, según lo establecieron la Ley 693 del año 2001 y la Resolución reglamentaria 180687 del 17 de junio de 2003.

El etanol es un compuesto orgánico líquido de naturaleza diferente a los hidrocarburos y se obtiene a partir de biomasa. Se logra también a partir de biomasa de yuca, maíz y remolacha, o celulosa proveniente de desechos orgánicos.

El Ingenio del Cauca, Incauca, fue el primero en dar el salto para entrar en la onda del etanol y en recibir en marzo pasado la licencia ambiental a través de la Resolución 0166 de la Corporación Autónoma Regional del Cauca, CVC. En la planta, que estará anexa al ingenio, se invertirán unos US$ 8 millones de dólares, de los cuales US$ 2,5 millones corresponden a obras civiles y el resto a tecnologías para los procesos de fermentación, destilación y tratamiento de vinazas. Su capacidad será de unos 300.000 litros por día. La destilería de Providencia, por su parte, producirá 250.000 litros.

Para posteriores etapas, el Gobierno prevé el montaje de destilerías en la Hoya del Río Suárez en Santander y Vegachí, Antioquia, ya que para el 2006 es obligatorio que el parque automotor de las ciudades de Pereira, Cartagena y Bucaramanga entre a utilizar el etanol.

Sustitución azucarera

La producción de alcohol carburante representaría a partir del 2005 un gran alivio para los empresarios del azúcar, cuyos ingresos han sido golpeados por los bajos precios internacionales del producto y la fuerte revaluación del peso. Hoy, el Valle vende en los mercados externos su granulado a un valor que oscila entre los seis y los siete centavos de dólar por libra.

Se calcula que al menos el 40% de la producción de azúcar destinada a la exportación (unas 400.000 toneladas métricas) se utilizaría en la fabricación del alcohol carburante sin necesidad de incrementar las actuales siembras de caña en el Valle del Cauca. Según el Presidente de Asocaña esta sustitución será importante para la industria, ya que se constituye en una alternativa frente a los bajos precios internacionales del granulado. Pese a ello, los azucareros continuarán exportando un excedente importante del producto, con perspectivas de ingresar al mercado de los Estados Unidos mayores cuotas una vez entre en vigencia el Tratado de Libre Comercio, TLC. "En la medida en que haya mercado la industria azucarera estará allí atendiendo los requerimientos de etanol y las exportaciones", subrayó Villaveces Pardo.

El cronograma de obras, que no presenta contratiempos, permite establecer que las cinco destilerías estarían operando entre junio y agosto de 2005, justo pocos días antes de que entre a regir la obligación de tanquear gasolina con etanol, destacó el dirigente.

El ABC de beneficios y ventajas

¿Cómo ayudan al medio ambiente las mezclas de etanol? De acuerdo con la Asociación de Recursos Renovables del Canadá, el agregado de un 10% de etanol al combustible trae los siguientes beneficios: reducción de un 30% de las emisiones de monóxido de carbono, entre un 6% y un 10% de reducción de las emisiones de dióxido de carbono en toda la red de producción y uso del etanol, y también una reducción en las formación de ozono en la red.

¿Cómo funcionan los inyectores de combustible de los autos modernos con etanol? El etanol nunca contribuiría a quemar o romper los inyectores de combustible. Los inyectores de combustible son fabricados con tolerancias muy exactas, por ello estos toman una pequeña cantidad de depósitos que llevan a la falla del mismo.

¿Quema el etanol las válvulas de los motores? No. De hecho, el etanol combustiona a menor temperatura que la gasolina. Por esta razón algunos los motores de los automotores de carrera, como la fórmula Kart, usan alcohol puro.

¿El etanol tapa los filtros de combustible? El etanol suelta contaminantes y residuos que son depositados por un filtro previo de gasolina. Este problema pasa ocasionalmente en los autos viejos, pero se soluciona fácilmente cambiando el filtro.

¿Cómo contribuye al "efecto invernadero" el uso de etanol? El dióxido de carbono es considerado el mayor contribuidor al calentamiento global. El etanol no agrega más dióxido de carbono a la atmósfera que la gasolina.

¿Puede ser producido etanol a menor costo que la gasolina? El costo del etanol se redujo un 50% en los últimos diez años. El uso del etanol produce menos emisiones de los autos, y puede ser fabricado domésticamente.

(Texto de Alfredo García S. - Reportero de El País. Tomado de:

http://elpaiscali.terra.com.co/paisonline/notas/Septiembre012004/etanol.html )

 

La Caña de Azúcar en el Valle del Cauca

Lectura de apoyo

 

Una historia de su desarrollo industrial

En el Valle del Cauca, ningún producto ha precipitado tantas transformaciones culturales como la caña de azúcar. Ellas se pueden observar desde épocas tan tempranas como el siglo XVI, cuando Sebastián de Belalcázar introdujo la gramínea desde Santo Domingo y la sembró en su estancia, situada en cercanías a lo que hoy es Jamundí, desde donde se dispersó por la banda izquierda del río Cauca. Los estancieros más grandes de la zona en la época de Belalcázar, Gregorio de Astigarreta y los hermanos Lázaro y Andrés Cobo, empezaron a sembrarla e instalaron trapiches en sus tierras. Esto permitió que los indígenas fueran trasladados desde las cordilleras al valle, surgiendo así el pueblo de San Jerónimo de los Ingenios, hoy Amaime.

La explotación de la caña de azúcar implicó también la llegada a la región de personal capacitado en su procesamiento. Eran conocidos como "maestros de hacer azúcar" y los más notables fueron Pedro de Atienza y Rodrigo Arias, quienes llegaron a trabajar en los trapiches de San Jerónimo. La producción del azúcar ayudó a consolidar las estancias como las unidades productivas características del Valle del Cauca. En ellas se desarrollaron los primeros cultivos comerciales de caña, que exigieron transformaciones adicionales del paisaje, como la construcción de acequias para el riego, otro tipo de roturación de la tierra mediante el uso intensivo de arados de reja tirados por animales y la construcción de galpones de beneficio dotados con su correspondiente trapiche, horno y pailas. También tuvieron honda influencia en los patrones culturales de la población, como por ejemplo, en el hecho de que los indios incorporaran a su dieta los productos de la caña, especialmente pan de azúcar, miel y guarapo.

Los trapiches son descritos así por Fray Juan de Santa Gertrudis en su obra Maravillas de la naturaleza : "Trapiche llaman el ingenio de moler caña dulce, para hacer azúcar. Son tres palos parados redondos a punta de compás, de vara y media de alto, engarzados uno con otro con sus dientes al modo de rueda de la matraca. El de en medio tiene su espiga, y con ella engarza la hembra de un timón como en una noria. Este tiran caballos o bueyes, y cuanta caña se mete entre los tres, metida por este y sacada por el otro, la estruja de tal suerte que sale hecha una hiesca. El caldo cae abajo en una canal, y va a dar a una poza donde se recoge. De allí los pasan a los fondos de la hornasa, en donde con la candela se cuaja la miel".

Estos rudimentarios trapiches permitieron el surgimiento de los primeros ingenios azucareros en la región, pues el aumento de los productos de la estancia y la dinámica comercial que empezó a surgir a su alrededor, que incluyó exportaciones de azúcar desde épocas tan tempranas como 1589 a lugares como Panamá, Antioquia y Quito, llevó a un aumento de la rentabilidad de la tierra y, en el largo plazo, a la transformación de las estancias en haciendas, cuando a finales del siglo XVII la minería del Chocó amplió la demanda sobre las mieles, el azúcar y los aguardientes del Valle.

Entre 1830 y 1898 sólo se exportaron unas 20.000 toneladas, de caña. Este bajo volumen de exportación se puede explicar precisamente porque durante este período la producción de aguardiente constituyó el renglón principal, dada su alta demanda y alto rendimiento económico. Ello fue observado por viajeros extranjeros, como Eduardo André, quien en su obra América Equinoccial hizo una buena descripción del proceso de destilación: "Los habitantes pobres del Cauca, tanto en las cabañas como al aire libre destilan el aguardiente de caña. Los alambiques primitivos construidos sobre tres piedras forman la tulpa; una olla ordinaria que en su parte ventruda, cerca al cuello tiene un orificio con un tubo de bambú encajado cuyo agujero exterior cae sobre un plato de cacharrería. Sobre la olla, medio llena de jugo de caña fermentado y puesta a la lumbre, se coloca una marmita de cobre llena de agua fría que hace las veces de condensador. El alcohol gotea sobre el plato y de allí pasa a ser recibido por otro tubo cubierto con un poco de algodón en rama para impedir que el vapor escape". En las haciendas grandes la producción era más sofisticada, como ocurría en la hacienda Corinto , del general Julián Trujillo, donde André encontró "una destilería en plena cordillera. No alcanzo a imaginar cómo trajeron hasta aquí la maquinaria necesaria para su establecimiento. Estos aparatos rinden diariamente hasta quince arrobas de alcohol".

El incremento en la explotación de la caña fue rompiendo la lógica tradicional de la producción: a finales del siglo XIX, el bagazo no fue suficiente como combustible para su beneficio, lo que obligó a los trapicheros a comprar "derechos de bosques", de donde obtenían leña para los hornos. Si se tiene en cuenta que también se estaba ampliando la ganadería, se puede pensar que en esta época se consolidaron las transformaciones del paisaje vallecaucano, las que se aceleraron con el surgimiento de los modernos ingenios del siglo XX, cuyo crecimiento y consolidación llevó finalmente a que la caña se impusiera en el sector agropecuario y el azúcar en el industrial.

(Texto de Isabel Cristina Bermúdez Escobar. Profesora, Departamento de Historia, Universidad del Valle . Tomado de: http://www.banrep.gov.co/blaavirtual/credencial/9202.htm).

 

Producir una tonelada de azúcar, requiere 17 de agua

Lectura de apoyo

No hay agua para tanta caña

Las aguas subterráneas del valle del Río Cauca, Colombia, se convirtieron en la tabla de salvación para el excesivo número de hectáreas sembradas de caña de azúcar. Hasta el año pasado cien mil hectáreas de este cultivo eran regadas con aguas de los dos mil pozos profundos perforados en la región.


Foto de Atlas El País <

Los grandes cañaduzales vallecaucanos representan uno de los más importantes cultivos de la región. ¡Azzzúca'!

En el Valle geográfico del Río Cauca, en los últimos años, el área sembrada de caña de azúcar se ha incrementado de 130.00 a 150.000 hectáreas, de las cuales un 95% recibe riego suplementario con una precipitación anual que oscila entre 800 y 2.600 milímetros según la ubicación y 1000 milímetros como promedio.

El aumento del área sembrada en caña ha llevado el cultivo hasta zonas de piedemonte de la Cordillera Central y a regiones con pendientes limitantes para la aplicación del riego por gravedad o aspersión.

Debido a los cambios en la cantidad y frecuencia de las lluvias causados por el desordenamiento de las cuencas, como también a la sobre-explotación de los acuíferos superficiales, la disponibilidad del agua para el riego ha disminuido en forma notoria. Cuando la precipitación es normal, es común encontrar niveles de agua superficiales de buena calidad que pueden aportar ente 40 y 50 por ciento de las necesidades hídricas del cultivo.

"El agua que se utiliza para el riego, en el Valle del Cauca, proviene de aguas superficiales y subterráneas. Las aguas superficiales se captan de ríos (el principal cauce es el río Cauca) y quebradas, cuyo caudal base disminuye de forma ostensible en los períodos secos, lo que ha generado en gran medida la necesidad de recurrir a fuentes permanentes cómo las aguas subterráneas", manifiesta el ingeniero agrícola y Profesor Asociado de la Universidad Nacional de Colombia Sede Palmira, Harold Tafur Herman. Con perforación de pozos profundos se extrae agua de la mejor calidad pero también se producirá inestabilidad geológica de consecuencias incalculables.

La sobreexplotación de los ríos para los cultivos de caña puede producir inestabilidad geológica en las tierras del valle del Río Cauca.

Escasa y desperdiciada

El consumo de agua por parte de la caña de azúcar varía de acuerdo con la etapa de desarrollo, la humedad del suelo y las condiciones climáticas.

El consumo oscila entre 1200 y 1500 milímetros por año, donde los valores más altos corresponden a zonas subtropicales con veranos intensos que generan demanda evaporativa mayor que en las zonas tropicales.

Durante la geminación, el mayor consumo de agua es debido a la evaporación directa desde la superficie del suelo. Bajo buenas condiciones de temperatura y humedad del suelo, la germinación se completa entre 40 y 50 días después de la siembra. En la medida en que el cultivo desarrolla más follaje utiliza mayor cantidad de agua, las raíces penetran a mayor profundidad y la evapotranspiración aumenta. Cuando se completa el desarrollo foliar casi toda el agua es consumida por transpiración. En el Valle del Cauca el riego es utilizado para compensar en algunos periodos, la insuficiencia de la precipitación natural". En términos generales esta labor es costosa y en el caso particular de la caña de azúcar puede llegar a constituir el 50% de los costos totales de producción. Y ello significa un gran peso económico que necesariamente se refleja en el precio final de este producto.

(Material Tomado de: http://aupec.univalle.edu.co/informes/junio97/boletin40/aguacana.html )

 

arriba

Inicio - Introducción - Guía del Docente - Guía del Estudiante - Protocolo de Evaluación - Referencias - Anexos - Contáctenos